Así vivimos el temporal Filomena

Mientras HUBO, y se PUDO, se HIZO

 

Hemos vivido unas jornadas duras desde el punto de vista climatológico, un temporal de nieve viento y frio que se ha dado en llamar la tormenta perfecta por la conjunción de factores que han provocado la copiosa y persistente nevada.

La Junta Gestora ha estado pendiente y trabajando en todo momento para poder responder, dentro de sus posibilidades, a Rotura de árbol por nievelas emergencias que se pudieran plantear. Así se contactó con vecinos (médicos y enfermeros) que amablemente se pusieron a disposición de la Junta para socorrer, si fuera necesario, a cualquier vecino.

Por lo que respecta a la limpieza de viales, el Administrador de la Urbanización y otros compañeros estuvieron trabajando con denuedo para conseguir contratar máquinas privadas ya que el Ayuntamiento nos respondió que tenía todas las máquinas ocupadas y en cuanto se quedara una libre la mandaría, pero nunca llegó. Esta situación evidentemente no nos convencía y por fin se pudo contratar una máquina y con nuestro personal de mantenimiento y conserjería, que en ocasiones tuvieron que doblar turno, se dedicaron con decidido empeño a limpiar las calles principales y secundarias con la pala quitanieves como accesorio de un vehículo pick up, propiedad de la Urbanización, y echando sal (Desde el jueves 7 hasta el viernes por la noche en que se acabó la sal, se esparcieron 1500 kg de este fundente) para evitar en la medida de lo posible la acumulación de nieve y hielo. Además de las labores de limpieza, socorrieron a numerosos conductores en dificultades. Sin embargo y a pesar del esfuerzo, no se pudo completar el trabajo como nos hubiera gustado porque el Ayuntamiento se quedó sin sal. Oficinas Cerro 2 nevada

El domingo 10 de enero el Ayuntamiento publicaba en Facebook que se acababa de recibir un tráiler lleno de sal y que iban a estar toda la noche distribuyendo sal por todas las Urbanizaciones. Pues bien, a las 10:00 de la mañana del lunes 11 nos consta que había una comunicación en la que se informaba al Ayuntamiento que había un camión en ruta y que llegaría en 2 horas al pueblo. Así las cosas, el lunes 11 nuestras calles amanecieron con un carril por cada calle limpio de nieve pero helado.

El lunes a las 16:30 nos comunican la llegada de un camión de sal a granel al pueblo pero que hay que ir a por ella. Nos desplazamos y trajimos dos medias sacas, procediéndose inmediatamente por nuestro personal a esparcirla por las calles de la Urbanización.

Como ya hemos dicho, nuestros recursos son muy limitados y sirven únicamente para pequeñas intervenciones. Habrá quien piense que debemos tener más medios, pero apelamos al principio de racionalización de recursos en función de las necesidades previsibles, y desde luego este temporal, afortunadamente, no es frecuente en nuestras latitudes.

 

Los que tengan cierta edad, recordarán que antes nevaba, quizá no tan fuerte como en este temporal, y que las zonas sombrías permanecían heladas durante prácticamente todo el invierno, situación, que aprovechábamos los chavales para patinar destrozándonos el único par de zapatos que teníamos, por eso había una costumbre, que en algunos sitios de España aún perdura, que sin estar escrita y que nadie obligara a ello,  todos los vecinos cumplíamos con ella limpiando nuestra parte de acera y las vías que llevaban a servicios comunes de primera necesidad, panadería, consulta médica, basura, etc.

 

Gracias a los vecinos comprensivos que han entendido que la función de mantenimiento de viales libres de nieve y hielo para poder circular corresponde al Ayuntamiento pero que al verse desbordado no la pudo realizar, y ante esta tesitura, la Junta Gestora y los trabajadores procedieron, no a suplir la función del Consistorio porque no es posible con los medios limitados de que disponemos, pero sí hizo una digna labor para garantizar los movimientos de los vehículos por nuestras calles.

 

Agradecimiento también para todos los vecinos que cuando veían pasar al personal de mantenimiento con la pala quitanieves, les jaleaban y ofrecían alimentos, bebida incluso alojamiento para dormir si se quedaban aislados en la Urbanización.

 

Finalizamos con un profundo y sincero agradecimiento a todos los compañeros de mantenimiento y conserjería porque HICISTEIS lo que pudisteis mientras TUVISTEIS material y PUDISTEIS moveros, consiguiendo que la desatención del Ayuntamiento fuera menos notable.

 

REPORTAJE GRÁFICO

 

anterior
siguiente
Slider